Descubre el Surfskate y surfea el asfalto

Enviado el día 08-01-2019
Descubre el Surfskate

¿Qué es el Surfskate?

Desde hace algún tiempo estamos viendo por las calles unas tablas de skateboard que se desplazan por el asfalto de manera diferente a las tablas clásicas de skate. Además suelen ser más anchas, con el tail casi plano y ninguna elevación en el nose, esas tablas, son los surfskates, tablas preparadas para surfear el asfalto.

El Surfskate es una variante del skateboarding tradicional, con el que comparte la esencia de desplazarse sobre una tabla con ruedas, pero que poco tiene que ver con el comportamiento de los skates tradicionales. Si montamos a un skater clásico en un Surfskate, nos dirá que poco se parece el uno al otro en lo que a funcionamiento se refiere, aunque visualmente, a primera vista parezcan bastante similares. Mientras que en la tabla de skateboard la fuerza radica principalmente en el tail, por lo que es el pie trasero el que tiene una función principal, en el surfskate es el eje delantero el que tiene la clave del funcionamiento, por lo que el pie adelantado es el que hace gran parte de la función a la hora de mover la tabla.

El surfskate es divertido Esta modalidad ha alcanzado gran popularidad porque es uno de los mejores entrenamientos de surf. Nos permite mejorar la coordinación, el flow y el equilibrio fuera del agua, por lo que es un complemento perfecto para nuestro surfing y para mejorar las habilidades asociadas. Si pensamos en el nacimiento del skate tradicional, su origen se sitúa en los barrios californianos, donde los surfers buscaron una alternativa para seguir deslizándose los días sin olas.

Con el Surfskate no sólo podemos deslizarnos, sino que podemos entrenar y practicar los movimientos del surf fuera del agua en los días sin olas. Esta variante usa un tipo de tablas distinto con nuevos ejes más flexibles y con más ángulo de giro que los skate clásicos, de manera que con el Surfskate conseguirás imitar con más precisión los movimientos del surf, por eso es tan recomendable.


Beneficios del Surfskate:

Equilibrio

Un Surfskate es una tabla que imita los movimientos naturales del surf. La posición de los pies y del tronco superior se asemeja mucho a la que adoptamos sobre la tabla de surf, este es un motivo fundamental para practicar esta modalidad como entrenamiento, ya que copias la postura de surfing sobre el skate y puedes mejorar el equilibrio al desplazarte sobre él. Además te ayuda a sentirte más cómodo en la flexión de rodillas ya que en el agua no pasas el tiempo suficiente encima de la tabla de surf como para mejorar considerablemente el equilibrio y por este motivo el Surfskate puede ser una buena forma de trabajar este aspecto.

Forma física

Si además de entrenar y ponerte en forma te estás divirtiendo pues mejor que mejor. Con el Surfskate fortalecerás las piernas, ya que es la zona donde se centra la mayor parte del esfuerzo, y además trabajarás la zona de la cadera y glúteos. Con este deporte se practica un ejercicio aeróbico bastante exigente, puesto que aumentas la frecuencia cardíaca y necesitas coordinar la respiración para poder llevar a cabo las maniobras con éxitos. Este tipo de actividad física es la más saludable ya que a la vez que quemas calorías no sometes al cuerpo a grandes esfuerzos puntuales, sino que es continuo, de manera que a la misma vez haces ejercicio divertido y no te aburres.

Surfskate en el bowl
En definitiva el Surfskate es muy divertido, altamente recomendable y súper adictivo. La diversión es fundamental y por ello deberíamos aplicar este factor a cualquier aspecto de nuestra vida. Para empezar, os recomendamos que si os gusta el surf, probéis el Surfskate, una actividad tremendamente divertida que además os ayudará muchísimo a mejorar todos los otros aspectos descritos en este post que se relacionan directamente con el surfing.

Coordinación y psicomotricidad

Como hemos dicho, muchos de los movimientos y giros realizados con el Surfskate son similares a los que se realizan en las sesiones de surf. Para llevar a cabo tanto los movimientos como las maniobras completas de forma correcta mientras surfeamos entran en juego una serie de músculos y articulaciones que prácticamente son los mismos tanto dentro como fuera del agua. Además ese tipo de movimientos incluyen una actividad cerebral que se localiza en la misma zona del cerebro, con lo cual, al automatizarlos con el trabajo en la zona seca, cuando entres al agua estas maniobras te saldrán casi de forma refleja e intuitiva, mejorando la coordinación y la psicomotricidad, que son dos aspectos básicos del surf.

Mejora tu Flow

¿Qué es el flow? Literalmente la palabra significa fluir o flujo, según su uso, pero aplicado a la jerga surfera, podríamos decir que el flow es la capacidad de encadenar maniobras y movimientos con fluidez, una tras otra sin interrupción. En este aspecto el Surfskate puede ayudarte muchísimo a mejorar uno de los aspectos que diferencian a un surfer novato de alguien con cierta experiencia. La capacidad de encadenar maniobras es esencial para poder disfrutar y acabar las olas, siendo algo que debes entrenar cuando quieres aprender a hacer surf de forma correcta. En las primeras olas todos nos conformamos con ponernos de pie, el segundo paso es encarar la pared de la ola, posteriormente si somos capaces de hacer alguna maniobra, tendremos una sonrisa de oreja a oreja durante varias horas. Imagina la sensación de encadenar varias maniobras y salir de la ola limpiamente, en este sentido el Surfskate te ayudará de una manera brutal y pasarás del estado surfer novato a surfer con experiencia.
 
Entrena tu surf en el asfalto

Anticipación

Si antes hablábamos del flow, la anticipación resulta fundamental para conseguir este flow. Saber leer una ola sólo se consigue en el mar a base de experiencia surfeando, pero preparar el cuerpo para enfrentarse a una situación determinada, o colocar la tabla para realizar una maniobra en concreto, son dos aspectos que podemos aprender y mejorar con la práctica sobre un surfskate. Saber girar cuando toca o en la parte correcta de la ola es algo que sólo los grandes surfers son capaces de reconocer "sin despeinarse", al resto de los mortales nos queda mucha práctica ensayo-error y puede que no sean suficientes las horas de surf que dedicamos a ello, por lo que el Surfskate también nos puede ayudar a evolucionar mucho en este proceso de aprendizaje. Tenemos claro que el agua es un fluido en constante movimiento pero aún con todo, saber qué hacer y cómo reaccionar dependiendo de la inclinación, es algo que podemos practicar en un halfpipe, una rampa o un bowl, donde las condiciones que encontraremos serán parecidas a las olas. 

En definitiva el Surfskate es muy divertido, altamente recomendable y súper adictivo. La diversión es fundamental y por ello deberíamos aplicar este factor a cualquier aspecto de nuestra vida. Para empezar, os recomendamos que si os gusta el surf, probéis el Surfskate, una actividad tremendamente divertida que además os ayudará muchísimo a mejorar todos los otros aspectos descritos en este post que se relacionan directamente con el surfing.

El secreto está en los ejes

Surfskate para todas las edades La gran diferencia entre las tablas de skate tradicionales y los surfskates radica en los ejes que montan las tablas. Mientras que en el skate clásico se usan ejes fijos, las tablas de surfskate cuentan con ejes de rotación con sistema de muelles, gracias a ellos la tabla goza de flexibilidad cuando variamos los apoyos y pesos laterales, de manera que se comporta en asfalto como en el agua, pudiendo realizar maniobras más radicales con mayor ángulo de torsión que simulan el deslizamiento y giros de los surfistas. Este diseño permite bombear la tabla, como en el surf y ganar velocidad incluso en suelo liso sin necesidad de impulsar con el pie, generando aceleración e impulsándote adelante incrementando la velocidad.

Desde los orígenes del skate, los patinadores han aflojado sus ejes buscando una sensación similar al surf para compensar la falta de olas. Desde entonces el skate ha vivido una constante evolución y ha derivado en diferencias técnicas para cada modalidad. En 1996 la marca californiana Carver, salía al mercado con su eje C7, que supuso una verdadera revolución para los amantes de estos dos deportes de deslizamiento ya que conseguía imitar de manera fehaciente los movimientos del surf en el asfalto, de hecho, el lema de Carver es que no construye skates, ni longboards, sino tablas de surf para el asfalto que te permiten surfear las calles, las aceras, los bowls… como si estuvieras en el agua, en una ola que no se acaba nunca.

El eje C7 es el eje de surf con el giro más suave y el bombeo más rápido, liderando la evolución del auténtico surfskate. Una fluidez comparable a surfear una Single Fin, para trazar líneas y trabajar el estilo. El eje secundario patentado de este eje delantero no solo incrementa el radio de giro de tus trazadas, sino que te permite regirar el nose para pivotar los giros desde el tail. Esta dinámica crea aceleración y te impulsa adelante incrementando la velocidad. La alucinante similitud con el surf ha hecho del C7 la elección perfecta para los entrenos en seco, tanto de los pro surfers como de todos los que aman este deporte.

Miller Division Mundaka Posteriormente Carver puso en el mercado el eje CX, más radical, enérgico y de respuesta muy rápida. Un eje que proporciona la misma sensación que tienes al surfear tu tabla de tres quillas (thruster) o quad en días de olas divertidas. Por una parte es un eje ligero estándar, con soporte y hanger, pero por la otra tiene una geometría patentada que exprime cada milímetro del mecanismo para girar y bombear a lo grande. Eso significa que puedes bombear este eje como un C7, pero aterriza aéreos y puedes ir de fakie con mucha más estabilidad. Eso te abre a las maniobras aéreas más extremas, encajando perfectamente con la progresión actual de los aéreos en el surf.

En España contamos con la marca cántabra Miller Division que ofrece los ejes RKP y los nuevos XRKP, que cuentan con un ángulo de giro extremo mayor que el de sus predecesores, con el cual puedes hacer giros sorprendentes a la vez que se aumenta el pumping (o bombeo) teniendo las mismas sensaciones que cuando estás en la ola. Miller fue creada en base a nuestro estilo de vida -disfrutar de todo lo que nos rodea y nos inspira: la playa, las montañas, el mar, el arte, la música, los amigos, el surf, el snowboard; y sobre todo el skateboarding- y a través de la experiencia y la pasión que ponen en el desarrollo de sus productos, se han convertido en uno de los referentes nacionales que se ha extendido a toda Europa.

Surf&Skate - Un poco de historia

El origen del skateboarding clásico se sitúa en la década de los 50, cuando un grupo de surfistas californianos idearon unas fijaciones para unos tablones de madera, de manera que podían hacer “street surf” cuando el mar estaba plato. Estos patines eran pesados, rudimentarios y montaban ruedas hechas de metal y arcilla. A medida que los diseños fueron avanzando, se incorporaron ruedas de uretano que mejoraron la mecánica y deslizamiento de la tabla, y además permitían realizar trucos hasta ese momento casi imposibles.

Tras esta primera etapa en la que el skateboarding nació del surfing, tuvo lugar una fase donde el surf empezó a "alimentarse" del skate. Corrían los años 70 del pasado siglo cuando los skaters se empezaron a tirar en las piscinas vacías o abandonadas de las principales ciudades de California como San Diego, Los Ángeles o San Francisco, haciendo maniobras inverosímiles hasta ese momento, sobre todo en lo que aéreos y trucos en el aire se refiere, de manera que muchos skaters que practicaban surf, quisieron trasladar esas maniobras del bowl al agua, y los surfistas empezaron a practicar aéreos y otros trucos originarios del skateboarding.

Existen muchos nombres que podemos relacionar con el surf y el skate simultáneamente, como Christian Fletcher, que fue uno de los pioneros de estas maniobras. Kelly Slater, que pronto siguió estos pasos llevando aéreos nacidos del skate a las olas, o Zoltan Torkos, quien se hizo con la friolera de 10.000 dólares por conseguir el primer kickflip en la historia del surf.
Prueba el Surfskate
Pero no sólo estos trucos, es lo único que el skate tiene que aportar al surf. La gran mayoría de profesionales del surf usan el skateboard como entrenamiento complementario para la perfección de maniobras en el surfing, y casi todos los surferos, en algún momento tienen contacto con la tabla de skate.

Ahora, el Surfskate, aporta al surfista memoria muscular sobre la tabla, mejora enormemente el equilibrio y las maniobras pueden ser practicadas en el skatepark infinidad de veces hasta lograr la perfección. Practica los movimientos de manera repetida, mejora el equilibrio y la recuperación, aumenta la fuerza y resistencia. Seguro que la próxima vez que vayas al agua notarás que tu rendimiento ha mejorado.

¿Te gustaría practicar Surfskate? En HoeNalu podrás encontrar una amplia gama de surfskates de las marcas Carver y Miller, además de otros accesorios para practicar este deporte. Accede a la sección de skate de nuestra página web para ver las diferentes opciones. 

Y si no tienes claro qué tabla puede darte mejores resultados, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Te ayudaremos a elegir la mejor opción!. 
   
Comparte este contenido: